AYLYNA Eres la ternura, medicina para mi alma, Lucero que opaca mil estrellas, Hermosa blanca castidad de perfil hebrea. Ni en las cimas del Galán ni entre las rosas de Sarôn, Vi tanto encanto, con poder de calmar mi sed, Corazón sediento, alma triste, pensad en ella. Furia de huracanes, brisas del Paraíso, Pensad en ella, pensad en ella, Pensad qué destruye mis barricadas, Que vuelve fiera mi temperamento, Es hermosa, celaje de Hebrón, Fina princesa de los pendientes de Damasco. Es una fina delicadeza de la luna de Oriente, Rigel no brilla tanto, de sus ojos en mi sendero, Quién pudiera definir de su signo el arte? Pensad en mí, pensad en mí.. Blanca hermosura! Hino Pando Registrado

Publicado por Hino Pando

intelectual autodidacta

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: