En una mágica alborada de vida, En que debíamos del amor la gloria, De ponto no hubo ni despedida, Y me dejó en la vida como un paria. Eres en mi templo la gloria adorada, No puedo permanecer altivo y celebrando, Si para mí no eres una alborada, Siempre eso me dejaría muy penando. Para mí es como un gran sacrificio, El poder de ver mis sueños realidad, Has abierto en mi alma un orificio, En que entró un gran amor de verdad. Tan hermosa eres mi amante, Mariposa en el hueco de una flor, Si tu risa era mi luz flamante, En mi hogar eras mi buen calor. Estoy tragando palabras difíciles, Si en mi mundo nunca dijiste adiós, Mis lágrimas no caen en suelos fértiles, Que se apiade de mí el buen DIos. No es voluntad de los mortales pesares, Si es de la vida ingrata del que padece, Si no será de mi glorias y cantares, El destino, la llama del amor humedece. La lluvia viene con los pesares, Tú nunca dijiste adiós mi amante Eso enciende todo desierto paraje, Hundido estoy, igual que un maleante. Hino Pando Palacios. Dinapi Registros.

Sueños del que te ama. Yo no soy un rey, menos un principe, Sólo soy un hombre, el que te ama, Yo no soy un elegante caballero, Pero sólo soy un hombre que te respeta. Vivo de sueños por ser tu gran amor, Soy algo romántico, del que te ama, El que te ve flor y dulzura eterna, No puedo huir de mis sentidos, estás tú alli. Y a la verdad eres mágica, mi alma, Soy yo el que te escribe poemas de amor, Eres eterna, un arte en movimiento. Un no sé que sentimientos del que me atrapas. No sé como pasó, sólo te vi un día primaveral, Me desperté y te vi flotando ante mis ojos, Entre espumas de colores del universo. En ese instante te ví como paz en mi alma, Eras un Tupasy de extraña belleza, Y te amé, en no sé tanta cantidad de emociónes. Te sentí mía, te sentí rayo que me fulmina, Y tatuaste en mi corazón, el amor más tierno, El amor más inocente y brutal, Yo, que sólo sentía angustias del alma, De repente encontré en tí, mi paz interior.

UNA EXTRAÑA. Fue una extraña en la gran tempestad, Ante mis ojos pasó el mal vendaval, Para ella sólo fue como algo, como en su pubertad. Temerosa cual doncella medieval. Del horizonte, ve sus horas como del cristal, Una honda ansiedad, de presagios crueles, En sus desvaríos ve, algo muy fatal, Tiene sus manos, sólo un rojo clavel. Así en su progresiva insania, ora y bendice, A aquel que en su mundo fue su galán, Por no entrar en juego, de quien la contradice. Puede ser, que del gran padre eterno, Llegue un día, los favores y compasión, Pues de la vida, paz es del amor Sagrado, Del éter, en su alma brillará una canción. Volver la calma después de tempestades, Ser la musa adorada en los versos, Luz en su camino reflejar bondades, Plétora de dichas en amores confesos. Inocencio Pando Palacios. Registros Dinapi. py.

HECATOMBES. De tu mundo de naturaleza secreta Adiós me dijo un insondable suerte, De tu mundo algo incierto inquieta, Y fue el ruiseñor a cantar su muerte. De las fiebres de conquistas, cayó en el suelo, versos, Y de nuevo de mi fatal suerte, ante mis ojos, perfidias, Ya cuando el último suspiro acabe, en mí serás los besos, Ya que cuando el ruiseñor es abatido, allí acaba sus días. Y la tormenta se acerca, soy una sombra que ve el final.. Hino Pando

AYLYNA Eres la ternura, medicina para mi alma, Lucero que opaca mil estrellas, Hermosa blanca castidad de perfil hebrea. Ni en las cimas del Galán ni entre las rosas de Sarôn, Vi tanto encanto, con poder de calmar mi sed, Corazón sediento, alma triste, pensad en ella. Furia de huracanes, brisas del Paraíso, Pensad en ella, pensad en ella, Pensad qué destruye mis barricadas, Que vuelve fiera mi temperamento, Es hermosa, celaje de Hebrón, Fina princesa de los pendientes de Damasco. Es una fina delicadeza de la luna de Oriente, Rigel no brilla tanto, de sus ojos en mi sendero, Quién pudiera definir de su signo el arte? Pensad en mí, pensad en mí.. Blanca hermosura! Hino Pando Registrado

UNA ODA PARA ELLA.

Tú lo sabes de esos días de pensarte,.
De esas horas en que fuiste ángel ante mis ojos.,
Y te amé como la fuerza de un huracán,
Tú parecías un volcán en mi alma.
Tú qué misterios guardas en tus amores?
Pues eres alma para mis versos.

Eres una ternura eterna,
Eres de sublimes gemidos,
Sentir tu aliento en mi alma
Tus manos en mi pelo lacio.

Yo sentí tus besos en sueños,
Entre tus senos estuve,
Entre las nubes blancas de tus sábanas
Piel a piel, fuego a fuego,
Y te amé y te amé
No sé cuanta eternidad,.

Tus labios queman todo lo que soy,
Tus brazos son niveos, locuras
En que fue una noche en tu boca,
En tus senos suaves que acarician mis manos.
Piel a piel sudor a sudor,
Y este deseo que me mata,

Por qué no te olvido alma encendida?
Porqué estas tatuada en mi?
Tal vez porque me amas y cubrimos el cielo bello.

Si aún me quedan palabras solo es para decir..te amo
Como un dia fue, temporal que me arrastró
Hasta tus besos de amor

Desde el alma.

ALEA IACTA EST.

Y fue muriendo el sol,sobre
el cadaver de mis apatias.
Detràs de lejanos àrboles lugubres
en el último
silbo del ruiseñor abatido.

Y fue negra la noche como mi fe perdida.
Como lejana esperanza de una tarde de diciembre,
como muere la flor en el estío.
Como letras negras sobre el epitafio de una tumba,como fiel salvaje sacrificando
sus ansias, en el frio golpeteo de la lluvia blanda.

Hino Pando

Registros Dinapi

Disponible en ebook y libro físico en amazon.com

ANTOLOGÍAS POÉTICAS un largo poemarios a precio de un libro.
Disponible en ebook en amazon.com
Saludos amistades…

TU TODO.

Estás en
la delicadeza de ser mis besos.
Estoy en
la finalidad de ser tu todo.

En la candorosa imagen de
un flor entre tus labios
es pura pasión en nuestras almas.
En el eterno cantar mío no
hay palabras a describir tu
amor en el cielo mío.

Fúlgido rayos que atesora
en el rincón de los amores,
la dicha, locura; lujurias en
las noches de una oda un sainete y del arte tus encantos.

Ella es dueña de un bohemio errante..la pureza que me ha
hechizado del todo!

HINO PANDO®
Registrado®

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora